6 cosas a evitar para mejorar la comunicación de pareja

1. PUNTUALIZAR
Todos nosotros hemos tenido la experiencia de que frente a un problema nuestra pareja tiene la razón. El intercambio emotivo afectivo se reduce a algo frío y distante. Los seres humanos no funcionamos solamente según el sentido común y la lógica: la mayor parte de las veces, sobre todo cuando se trata de dinámicas afectivas, son las reacciones emotivas las que guían nuestro comportamiento. El hecho de puntualizar se nos muestra como un ingrediente fundamental del diálogo que fracasa.
2. RECRIMINAR
Someter a la pareja a un proceso en el que se identifica y hace pública su culpa, haciendo que el otro se sienta cuestionado y condenado. Es decir, no hablamos sólo del significado de lo que decimos, sino la manera en la que lo decimos. Razones y emociones no están siempre de acuerdo, más bien a menudo están en conflicto.
3. ECHAR EN CARA
El que saca en cara adopta el papel de víctima del otro y desde esta posición de dolor utiliza su propio sufrimiento para que su pareja corrija aquellos comportamientos que lo han generado. Si nos ponemos en el rol de víctima del otro, lo convierto automáticamente en mi verdugo. Si este último se enfada me hará aún más víctima, yo se lo haré notar y él será cada vez más agresivo e insoportable.
4. SERMONEAR
La cuarta estrategia para un diálogo fallido es predicar. La estructura de hacer el sermón es proponer aquello que es justo o injusto a nivel moral y sobre esta base, examinar y criticar el comportamiento ajeno.
5. ¡TE LO DIJE!
Su fuerza reside en que consigue provocar de inmediato irritación y descalificación. La idea de fondo es que la pareja nos comunica que hemos cometido algún error porque no le hemos escuchado o no le hemos dado importancia a sus palabras o a su opinión.
6. ¡LO HAGO SÓLO POR TI!
Capaz de desencadenar la furia de la persona más tranquila; esta declaración viola una regla fundamental de la llamada nobleza de espíritu