6 cosas a evitar para mejorar la comunicación de pareja

1. PUNTUALIZAR
Todos nosotros hemos tenido la experiencia de que frente a un problema nuestra pareja tiene la razón. El intercambio emotivo afectivo se reduce a algo frío y distante. Los seres humanos no funcionamos solamente según el sentido común y la lógica: la mayor parte de las veces, sobre todo cuando se trata de dinámicas afectivas, son las reacciones emotivas las que guían nuestro comportamiento. El hecho de puntualizar se nos muestra como un ingrediente fundamental del diálogo que fracasa.
2. RECRIMINAR
Someter a la pareja a un proceso en el que se identifica y hace pública su culpa, haciendo que el otro se sienta cuestionado y condenado. Es decir, no hablamos sólo del significado de lo que decimos, sino la manera en la que lo decimos. Razones y emociones no están siempre de acuerdo, más bien a menudo están en conflicto.
3. ECHAR EN CARA
El que saca en cara adopta el papel de víctima del otro y desde esta posición de dolor utiliza su propio sufrimiento para que su pareja corrija aquellos comportamientos que lo han generado. Si nos ponemos en el rol de víctima del otro, lo convierto automáticamente en mi verdugo. Si este último se enfada me hará aún más víctima, yo se lo haré notar y él será cada vez más agresivo e insoportable.
4. SERMONEAR
La cuarta estrategia para un diálogo fallido es predicar. La estructura de hacer el sermón es proponer aquello que es justo o injusto a nivel moral y sobre esta base, examinar y criticar el comportamiento ajeno.
5. ¡TE LO DIJE!
Su fuerza reside en que consigue provocar de inmediato irritación y descalificación. La idea de fondo es que la pareja nos comunica que hemos cometido algún error porque no le hemos escuchado o no le hemos dado importancia a sus palabras o a su opinión.
6. ¡LO HAGO SÓLO POR TI!
Capaz de desencadenar la furia de la persona más tranquila; esta declaración viola una regla fundamental de la llamada nobleza de espíritu

8 beneficios que el ejercicio físico aportará a tu salud mental

Practicar ejercicios físicos provocan el aumento de neurotransmisores para mantener y proteger a las células nerviosas, las cuales promueven el aprendizaje y la atención.
Los esfuerzos aeróbicos con una duración entre 20 y 60 minutos, tiene un efecto positivo en el intelecto, por ejemplo en la búsqueda visual y la respuesta a eventos.
La práctica regular de ejercicios mejora la memoria, la atención y el aprendizaje; según la Organización Mundial de la Salud, la inactividad física de la población es el cuarto factor de riesgo en lo que respecta a la mortalidad mundial (6% de las muertes registradas).
Realizar ejercicios físicos traen beneficios positivos para tu salud mental, toma nota:
• Elimina el cansancio mental, brindándote relajación.
• Aumenta la producción de los glóbulos rojos, lo cual ayuda a que el oxígeno fluya en el cerebro.
• Mejora tu memoria, creatividad, e incluso la parte emocional.
• Es un antidepresivo.
• Refuerza el paquete neurovascular
• Previene el envejecimiento
• Ayuda a ser resistente a la enfermedad de Alzheimer
• Te protege contra lesiones cerebrales
Ten presente que la actividad física es el resultado esencial para un "Cerebro sano" y sirve como tratamiento para eliminar enfermedades de la salud mental, como: ansiedad, depresión, insomnio, estrés, entre otros.

Consecuencias, efectos secundarios y secuelas del aborto provocado o interrupción del embarazo en la mujer

1. El índice de muerte materna vinculado al aborto es 2,95 veces más elevado que el de embarazos que llegan al parto entre los 15 y los 49 años de edad. Investigación realizada en el Centro Nacional de Investigación y Desarrollo para el Bienestar y la Salud de Finlandia.
2. Aparición de muertes sépticas en las usuarias de la píldora del día siguiente debido a que su mecanismo de acción favorece las infecciones por gérmenes especialmente peligrosos.
3. Perforación asociada al aborto provocado hasta un 1,2% de los casos.
4. Trombosis de la vena ovárica con presentación atípica, estudio de Washington University/Barnes-Jewish Hospital, St. Louis, Missouri, EEUU.
5. El aborto provocado por aspiración produce un riesgo aumentado de pérdida del hijo en el siguiente embarazo, resultados de Shangai Institute of Planned Parenthood Research, China.
6. Tras un aborto provocado (curetaje), el riesgo de placenta previa en el siguiente embarazo y parto prematuro, con posible aborto espontáneo, se presentó en 3 mujeres de cada 4 con historia de aborto, resultados del Fred Hutchinson Cancer Research Center, Division of Public Health Sciences, Seattle, WA, EEUU.
7. En este sentido, las mujeres con antecedente de aborto provocado tuvieron un riesgo mayor de presentar un recién nacido altamente prematuro que aquéllas sin este antecedente (3 de cada 5 mujeres con historia de aborto provocado presentaron parto gravemente prematuro.
8. Sánchez Durán resume en un estudio, las principales complicaciones de las que hay que informar a las mujeres en la interrupción voluntaria del embarazo de primer trimestre. Las complicaciones inmediatas son desgarros cervicales, perforación uterina, sangrado y persistencia de restos del embrión dentro del útero. Las complicaciones tardías son las adherencias o sinequias uterinas, las cicatrices e incompetencia cervical, que producen parto prematuro y riego de pérdida aumentada del siguiente hijo.
9. El aborto provocado aumenta los riesgos de alteraciones en el estado del ánimo (depresión y autolesión), enmarcadas en el síndrome post-aborto, un estudio de University of North Carolina, EEUU (Obstet Gynecol Surv. 2003, 58:67-79).
10. Las mujeres que han sufrido un aborto provocado padecen un síndrome de estrés generalizado con un 30% más de probabilidad que las que han llevado adelante su embarazo no deseado. Resultados de Jesse R. Cougle y colaboradores, publicado en Journal of Anxiety Disorders 2005, 19:137-142.