Andropausia: 15 síntomas que todo hombre debe conocer

La andropausia es la disminución en la producción de la testosterona masculina y es frecuente en hombres entre fines de los 40 y 55 años de edad. La testosterona es la hormona que se produce en los testículos y las glándulas suprarrenales y cumple funciones similares a las que cumplen los estrógenos en la mujer.
A partir de los 30 años, los niveles de testosterona comienzan a disminuir un 15%, luego, a los 45 años se empiezan a advertir los primeros síntomas de la andropausia, y llegado a los 50 años, los bajos niveles de testosterona aparecen en el 50% de los hombres. A los 60 años, se estima que más de la mitad de los hombres sufren alteraciones por la andropausia, y para los 70 años, el 70% de los adultos tienen por completo bajos niveles de testosterona.
Sus causas se relacionan principalmente con el envejecimiento, pero influyen otros factores que desencadenan la andropausia como el estrés, consumo de alcohol, ciertos medicamentos, obesidad, infecciones y la elevación del nivel de SHBG o "globulina fijadora de hormonas sexuales"
Además, la testosterona ayuda a formar proteínas y es el principal responsable de la reproducción sexual del hombre. El hombre presenta diferentes síntomas durante la andropausia y son fáciles de reconocer:

1.Cambios en la actitud y el estado de ánimo 2.Fatiga 3.Pérdida de energía 4.Falta la líbido y el deseo sexual 5.Mengua de la erección 6.Aumento de peso 7.Irritabilidad
8.Depresión 9.Nerviosismo 10.Reducción de fuerza y volumen de la eyaculación 11.Deterioro óseo 12.Sensación de calor al rostro 13.Problemas circulatorios 14.Sudoración 15.Dolor de cabeza

¿Cómo el alcohol puede afectar tu salud mental y física?

El alcohol es una droga que en pequeñas cantidades puede enlentecer tus reacciones y al mismo tiempo hacerte sentir relajado, liberado y alegre, sin embargo, en altas cantidades produce intoxicación y envenenamiento, pudiendo afectar gravemente tu sistema nervioso central y tu salud física.
Hay varios tipos de bebedores de alcohol:
    •    Bebedor social: es aquel que sólo bebe en fiestas, reuniones, en el fútbol. Tiene la capacidad de decir que no a la siguiente copa.
    •    Bebedor problema: es aquel que bebe más seguido, cada fin de semana, empieza a perder el control de su consumo de alcohol.
    •    Bebedor alcohólico: es aquel que no puede dejar de beber, que falta a su trabajo debido a la resaca. Que tiene problemas familiares por la bebida.
    •    Embriaguez patológica: es aquella persona que bebe poco pero parece que ha bebido demasiado.
Una persona alcohólica puede presentar síntomas tales como:
    •    Beber para sentir confianza en sí mismo
    •    Pérdida del control sobre la manera de beber
    •    A menudo desea una copa más
    •    Tratar de controlar su bebida
    •    Bebe cuando no planea hacerlo
    •    Tiene periodos de abstinencia
    •    Tiene lagunas mentales o pérdida casual de la memoria
    •    Hay fuertes sentimientos de culpa.


Bullying Infantil

PARTE I

1. ¿Cómo se puede tratar?
Para prevenir el bullyng, es decir, hacer cosas para evitarlo, hay que fomentar la sana convivencia. Por ejemplo: enseñando a los niños y adolescentes a ser más empáticos, ser capaces de entender a los demás, comunicarse diciendo lo que piensan y sienten sin ser agresivos y saber cómo resolver conflictos mediante la negociación y el diálogo.
Si ya se está presentando el bullyng, a través de golpes, agresiones verbales, insultos, amenazas, burlas, rechazo de los compañeros del grupo, etc. Se debe detectar y atender tanto a los victimarios como a las víctimas, para que reciban atención psicológica. También es importante que la Escuela o el lugar donde está ocurriendo el bullyng tengan conocimiento de cómo atender la problemática. Al mismo tiempo, debe haber cooperación de la familia, los maestros y compañeros de los involucrados.

2. ¿Cuáles son las características de un menor que presenta este problema?
Dependerá de la edad y las características de la niña o niño, pero en general los síntomas más frecuentes pueden ser algunas conductas como: evitación del contacto visual con las personas, agresiones contra aquellos más indefensos (hermano menores, mascotas), rechazo a seguir yendo a la escuela; los niños más pequeños, pueden presentar afectaciones medicas como: dolor abdominal, náuseas, mareo, dolor de espalda, entre otras.

3. ¿Cómo se trata desde la casa?
Para la familia de la agredida o agredido, se aconseja que se acerquen, se interesen y lo acompañen con atención y cariño, que fomenten su reintegración al grupo, que le hagan ver que no está sola/solo, enfrentar el problema junto a la niña/niño, que promuevan la disminución de los sentimientos como la vergüenza, la culpa y la venganza. Además de identificar si en casa se están presentando condiciones de violencia o maltrato, y mantener un constante comunicación con las autoridades escolares.